Foro de rol.
 
ÍndiceRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Ciudades de la República.

Ir abajo 
AutorMensaje
GoTh

avatar

Mensajes : 104
Fecha de inscripción : 20/11/2009
Edad : 79
Localización : De vuelta en el 'Nam.

MensajeTema: Ciudades de la República.   Jue Ene 14, 2010 8:18 pm

La ciudad de Severa es una de las urbes más importantes y emblemáticas de la República, tal vez solo superada por la flamante capital, Talea. Es un poderoso foco urbano ubicado en el este, cerca de la frontera del Estado, capital de la provincia que lleva su nombre. Su gentilicio es “severio”.
Antes de la formación de la República, Severa era el centro neurálgico de su región. Su incorporación y adhesión al nuevo proyecto republicano que se estaba gestando dio fuerza y empuje al nuevo Estado. Las clases aristocráticas y gobernantes severias ansiaban la capitalidad de la República para afianzar su poder de un modo fácil al resto del territorio, pero al final este privilegio recayó en la ciudad de Talea. Desde entonces existe una rivalidad natural entre ambas urbes, que se acrecentó cuando la Justicia, cuya sede se inscribió en Severa (A fin de contentar a los nobles del lugar) se reubicó por mandato senatorial en Talea.
Otrora una ciudad profundamente militarizada y fortificada, Severa conserva aún restos de este legado en murallas, cuarteles y demás edificaciones militares. Aunque las murallas se revelaron en muchos sectores molestas para las ampliaciones de la ciudad y fueron derruidas, los gobernadores severios se han preocupado de guardar en lo posible cualquier reminiscencia del pasado de Severa. Hoy día aún son visitables las murallas y algunos cuarteles de la tropa, aunque la antigua Curia Capitolina, una gran fortaleza ubicada en el centro urbano, encontró un nuevo uso como sede del Gobierno y de la Guardia Urbana de la ciudad.
Hoy Severa es conocida como “la ciudad austera”. Y en verdad la austeridad es la nota dominante en sus gentes y sus costumbres. Los severios tienen fama de cautos, calmados, sobrios en sus palabras, vestimentas y actos. La misma ciudad es austera, aunque no por ello menos hermosa. Pero los severios normalmente han huido de los ornamentos y la agitación. El severio es una persona, ante todo, práctica, pragmática y sucinta.
El idioma severio* está reconocido oficialmente y protegido. Su creación se remonta al periodo pre-republicano. No es usual que se use más allá de la provincia, pero los severios se sienten muy orgullosos de él y es normal que lo utilicen entre ellos, aunque por algún motivo son recelosos de usarlo con gentes de fuera de su región, y no suelen ser muy partidarios de enseñarlo.
También hace famosa a Severa su tradición de lugar de estudio y cultivo de las artes. Las escuelas de oratoria, filosofía y leyes de esta ciudad, sus bibliotecas, museos y teatros son famosas en toda la República, y más allá. Muchos son los jóvenes que acuden a Severa a preparar sus carreras para la gran capital, Talea. Es por ello que en esta ciudad se suele decir que “Severa es el alimento del Senado”.

Administrativamente, Severa se divide en curias, que es como los severios llaman a un distrito de la ciudad (Aunque también usan este vocablo para designar edificios emblemáticos). La ciudad presenta una estructura radial que los severios se han esforzado en mantener con los años, ampliando las curias hacia el exterior, pero nunca mezclándolas.

En el mismo centro se encuentra la Curia Civile. En ella se encuentran la sede de la Administración civil, de la Guardia Urbana y la Sala de Audiencias principal (Hay otras dos en la ciudad). Es la curia más pequeña de Severa, ya que solo recoge las instituciones de gobierno de la ciudad.

La sigue en importancia la Curia Severia. En ella están las Escuelas Severias antes mencionadas, el Museo Severio, y las principales residencias de las familias acomodadas de la zona, como la Curia Severia Agripina, residencia de la familia Agripa, tal vez la más influyente de Severa. Las Curias Civile y Severia son el núcleo de la ciudad, el “Medium”, en torno a la cual giran todas las demás.

La Curia Bellum es el distrito donde solían situarse los cuarteles de la tropa y otras dependencias militares. Hoy, aparte de la guarnición del ejército que allí reside, su uso militar es mínimo. Las gentes de fortuna y los militares severios retirados gustan de vivir allí.
La Curia Emporium (También conocida como “el Macellum”) es el punto económico de la ciudad, repleta de mercados, negocios y puestos ambulantes. Tal es la importancia que se le da en Severa que tiene su propio supervisor, el “Pecunium”, elegido por el Gobernador, encargado de que se cumplan las leyes y normas económicas y de solucionar controversias antes de que lleguen a la Justicia.

La Curia Civitae es un amplio sector de Severa construido en etapas tardías de su Historia a consecuencia del aumento demográfico. Supuso una ampliación en viviendas que obligó a echar abajo las murallas de su zona. En esta curia conviven, aunque salvando las distancias, desde gentes humildes hasta adinerados modestos.

Por último, la Curia Laborum es la zona de severa donde se encuentran la mayoría de talleres y puntos de trabajos manuales. También viven en él las clases menos pudientes y más humildes de Severa.

El “Humilis” no se considera oficialmente una curia, pero es un sector importante de Severa que hace la función de “barrio marginal”.

A la zona exterior a la ciudad, donde se realizan los trabajos agrícolas y ganaderos, los severios lo llaman “Externum”, y abarca prácticamente todo el contorno de la ciudad en un perímetro bastante amplio.



*Este idioma es, básicamente, el latín.
Volver arriba Ir abajo
 
Ciudades de la República.
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Presentacion embajada Republica Democratica del Congo
» Reforma estatutaria( debate) (PC)
» MOCIÓN DE APOYO A LA REPÚBLICA( PSOE)
» elPeriódico: Seguimiento del 51º Aniversario de la II República
» Nace el diario La República

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
La República. :: Trasfondo-
Cambiar a: